El voto del Doctor

El Perú elige mañana presidente entre Keiko Fujimori y Ollanta Humala, la hija y discípula del ex-presidente hoy encarcelado por crímenes contra la humanidad y el militarote bravucón de impronta chavista. Esta final de inevitable campeón desagradable ha sido posible por la falta de unidad en la primera vuelta de los tres candidatos liberales, cuyo voto junto habría barrido entonces y arrasaría ahora, y puede sacar al país de los carriles del libre mercado y la voluntad de libertad y estabilidad por los que el Perú avanza desde hace una década.

El dilema que el domingo afrontan los peruanos demócratas es difícilmente resoluble. Keiko y Ollanta prometen no tocar lo básico y tratan de alejarse de su imagen de excéntricos peligrosos. Una mirada al historial de ambos aconseja no creerlos, y sin embargo hay que votar a uno o cruzarse de brazos y que gane el que sea. Keiko amenaza con restaurar la mafia autoritaria que copó la cúpula del Estado bajo el régimen de su padre. Ollanta meter al Perú en la Internacional Bolivariana de democracias adjetivadas de discurso racista y antiliberal.

Como dice Hermann Tertsch, el periodista que mejor comprende las estrechas relaciones entre la gran Historia y la política y la vida privada, a veces también la íntima, de los individuos, el dilema peruano ya ha provocado cataclismos personales y ha hecho añicos amistades y admiraciones de años.

Un ejemplo es el apoyo a Ollanta de Vargas Llosa, que le ha valido al escritor las críticas de liberales del Perú y de todo el mundo. Muchos ven en su toma de posición rencor por su derrota ante el populismo de Fujimori padre en las presidenciales de 1990, como el también escritor liberal Jaime Baily. Baily ha atacado abiertamente a Vargas Llosa, acusándole de falta de coherencia y resentimiento. Dicen que el liberalismo es incompatible con alguien como Ollanta, pero claro, al otro lado hay una Fujimori.

Entre los cataclismos personales traigo el de Paul Jesús Pacheco Velasco, ingeniero petrolero y mecánico de Arequipa que vive en Lima. Conocí a PJPV por accidente. Hace ya dos años le quise mandar las fotos de una novia a mi amigo Pacheco Velasco Centelles con un mail a pachecovelasco@hotmail.com. Al cabo de unas horas llegó una respuesta. No nos conocemos, pero la chica muy guapa, Paul Jesús Pacheco Velasco. Velasco Centelles era de yahoo. Con Paul Jesús nos hicimos en facebook, y allí tratamos, siempre de Licenciado o Doctor a la manera hispanoamericana, de política, música, literatura y pequeños placeres de la vida.

Los comicios que se resuelven el domingo los he seguido en gran parte a través de Paul Jesús, que votó al liberal Pedro Pablo Kuczynski en la primera vuelta y recibió con gran desazón tener que votar por Keiko u Ollanta en la segunda. Votará por Keiko, a cuyo padre contestó en las calles cuando era jefe de juventudes en el Partido Solidaridad Nacional de Luis Castañeda Lossio. Entonces, cuando estudiantes y sindicalistas incómodos morían a manos de los paramilitares del Fujimorato, Paul Jesús tenía 24 años y por una opción democrática se jugó vida y hacienda. Hoy votará a Keiko.

Este domingo cuando esté votando en su colegio tendrá escrito de nuevo en su muro de facebook: “Fuerza Doctor para los tiempos que vienen. Esperemos que dentro de cuatro años aún puedan votar y hagan ustedes como los polacos con los gemelos de derechas de Zapatero -© Hermann Tertsch- y lo dejen todo en error anecdótico de democracia joven”.

Anuncios

Acerca de mgbarbera

Corresponsal en Bucarest
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s