Las líneas rojas

“La violencia ante el Parlament mancha las movilizaciones”, dice el diario Público. “La acampada pacífica se convierte en un marcaje a los políticos”, lamenta El País. Los dos insisten en que el movimiento 15-M,  a través de quienes por alguna razón se han erigido en sus portavoces oficiales en Sol, se desmarca de las violencias de Barcelona y Madrid.

Este párrafo es de una crónica del diario El País, titulada “La violencia fractura el 15-M”:

“”La llegada ayer al Parlament en helicóptero del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y varios consejeros y diputados, porque no podían entrar de otra forma, cambió la imagen del movimiento. La fotografía de los diputados insultados, abucheados, zarandeados y, en algunos casos, escupidos y agredidos con pulverizadores, tampoco ayudó. Bajo la etiqueta en Twiter de “asíno”, decenas de personas expresaron su malestar por lo ocurrido en el Parlament. “Decepción, tristeza, condena, no nos sentimos representados…”.”

Enternece asistir a los esfuerzos maternales del cronista para salvar lo puro y noble de la revuelta. “La fotografía de los diputados (…) zarandeados (…) tampoco ayudó”, escribe el periodista en un ejercicio típicamente socialdemócrata de preocuparse de quien menos lo merece.

A ojos de quien quisiera ver, la imagen del movimiento estaba comprometida desde su desafío a la prohibición de la Junta Electoral Central. Aquello ocurrió hace mucho, a los pocos días de que la muchedumbre tomara la Puerta del Sol. Todo lo que vino después de aquel 20 de mayo es deriva, como ha llamado el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón al rumbo actual de la protesta.

El presidente clandestino Artur Mas dijo ayer que los manifestantes traspasaron las “líneas rojas”. Las líneas rojas son, en democracia, las leyes, y estaban traspasadas desde hace mucho. Traspasadas por quienes siguieron protestando en las calles, pero con la imprescindible anuencia de los cargos políticos que lo toleraron.

Salirse de la ley es tirarse a un campo sin vallas, sobre todo cuando la autoridad conoce y tolera la infracción. Superada la única línea roja claramente marcada, el trazo de las nuevas es un ejercicio subjetivo, sujeto únicamente a la paciencia, el aguante o ¡los intereses! de la sociedad y los gobernantes. Si podemos acampar en Sol por qué no cortar la Gran Vía. Si ellos abuchearon a Camps nosotros queremos insultar a Mas, y el etcétera se detiene donde terminan los deseos. O donde se cumplen.

No se en qué acabarán estas protestas que vuelven a poner a España en el foco de los aventureros del mundo que no lo harían en casa. Lo único cierto es que la bola de nieve es ya enorme. Es al Ministerio del Interior a quien corresponde pararla, y suya será la responsabilidad de la inacción o de los incidentes por actuar tarde.

Saltarse  las normas amplía indiscriminadamente los límites de lo aceptable. Tomar la vía pública se ha convertido en un acto perfectamente posible y legítimo. Ya sólo está mal visto el acoso físico y la violencia. De momento.

Anuncios

Acerca de mgbarbera

Corresponsal en Bucarest
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Las líneas rojas

  1. Lula dijo:

    La desobediencia civil es un instrumento valido en democracia, pero no se debe ejercer a la ligera. Por ejemplo, mucha gente se salto la ley (pacíficamente) y ayudo a eliminar el servicio militar obligatorio. La linea roja marcada por la ley no tiene que ser rígida, sino un punto de referencia. La linea roja la marca la sociedad en su conjunto (cuando la sociedad pidió mas dureza con los violadores o con los amos de perros peligrosos, se adapto la ley en consecuencia). Eso conlleva, como dice el articulo, a que no este bien definida y que haya debate (que creo que es bueno para la democracia). En este caso, la grande mayoría tiene claro que se ha pasado la linea roja,y por lo tanto seguramente los radicales pagaran por ello y la gente aplaudirá el Gobierno. En todo caso, espero que el 15-M ayude a cambiar algo y que los actos violentos sean una simple anécdota.

    Dejando eso claro, vamos el problema real de todo esto (aunque los políticos y medios oficiales desvíen la atención). Creo que la gente que protesto pacíficamente no se sienten representados por los políticos. Argumentan que en ningún programa electoral de ninguna candidatura se decía que habría recortes sociales. Entonces, ¿están los políticos cumpliendo con sus obligaciones (cumplir el programa por el cual han sido elegidos)? Claramente, no. Pero evidentemente, los partidos no son futurólogos y tienen que reaccionar a situaciones no contempladas en el programa (aunque en este caso estaba claro lo que haría el señor Artur Mas, no lo dijo en ningún momento en su programa). Así pues, estamos delante una disyuntiva que pone en peligro la democracia. ¿voto un programa o voto a ‘un tipo’ de gente que ‘mas o menos’ se de que van? La mayoría de gente no se lee los programas y se decanta por el partido que sabe ‘de que va’. Esto funciono bien hasta que la crisis y los mercados se impusieron y vieron, por ejemplo, que el partido socialista obrero español ya no era ni socialista ni obrero. La debilidad los políticos ante los mercados y poderes financieros ha derramado el vaso de la paciencia en este país. Esto no es democracia claman a gritos los indignados, y desgraciadamente, en esencia, tienen razón. Yo vote un programa o una forma de entender la sociedad, cuando mis representantes me engañan ¿que hago?. ¿Espero 4 años? ¿Es eso democracia?, se preguntan. Demasiado tiempo en tiempos de crisis (léase, cuando la gente se preocupa por la política). Hay mecanismos, como los referendos, que se tendrían que usar mas a menudo, sobretodo en decisiones importantes no consideradas en ningún programa electoral. Creo que eso ayudaría a aumentar el sentimiento de democracia real que los indignados tienen por los suelos. Eso si, a Berlusconi le salió el tiro por la culata…

  2. Pau dijo:

    La campaña mediática per a deslegitimar el movimiento 15-M también es un tema interesante además de los agentes de policia infiltrados entre los “indignados” provocando altercados. Saben que el movimiento de los “indignados” no beneficiará al PPSOE y hay que clasificarlos como violentos antisistema para que así nadie les siga. No estoy de acuerdo con usted Marcel.

  3. FILI dijo:

    Me gustaría leer en su blog algún atisbo de mirada neutral. No entiendo porque no se comentan en este blog las deleznables técnicas policiales que azuzán a los manifestantes. La importancia de la campaña de descrédito del movimiento.

  4. FILI dijo:

    Me gustaría leer en su blog algún atisbo de mirada neutral. No entiendo porque no se comentan en este blog las deleznables técnicas policiales que azuzán a los manifestantes. La importancia de la campaña de descrédito del movimiento 15M. El futuro de la clase y el sistema político Español al margen de este reciente movimiento social. Parece que tantos titulares nos nublan a todos y ya no podemos ver ni de un lado ni de otro. En mi pueblo inauguraron una biblioteca, aquí si un desafío a la prohibición de la Junta Electoral Central, que en esto si tenía competencias, no en la manifestación de Sol.
    Hay también algo que me gustaría que le despertara cierta inquietud: poder votar a personas imputadas por delitos que están pendientes de resolución no es síntoma de saludable democracia, no?

  5. mgbarbera dijo:

    La infiltración se hace siempre, y no se ve en ningún momento que los infiltrados provoquen los incidentes.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/16/barcelona/1308203935.html

  6. FILI dijo:

    Sinceramente, me cuesta imaginar que la polícia genere altercados utilizando a los habituales (y necesarios) agentes infiltrados. Pero hace unos días pude ver con mis propios ojos los sucesos de Valencia. Juzgue usted mismo en este enlace: http://www.escolar.net/MT/archives/2011/06/os-estan-toreando.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s